divendres, 21 d’agost de 2009

UN BUEN ANIMADOR JUVENIL SABE QUE:

1.LA PARTICIPACIÓN SE ENSEÑA. Pedir a niños i a muchos jóvenes que sepan de forma natural crear, gestionar, hacer cosas por sí mismos y en grupo és como darse con la cabeza en la pared, no lleva a ningún sitio y además duele...

2.LA GENERACIÓN ESPONTANEA NO ES SUFICIENTE: HEMOS DE GENERAR NUEVAS ACCIONES CONTINUAMENTE. La autonomia no se consigue pensando que todos saben hacer todo ya. Si no hacemos nada, tal vez cada cinco años aparecerá un grupo de jóvenes que quieran hacer cosas por sí mismos. Si nosotros las empezamos, podemos tener 3 nuevos grupos haciendo cosas por si mismos cada mes en nuestro centro juvenil.

3.DESAPARECER, NO PERMANECER. Creamos una actividad solo para generar un grupo autónomo. Permanecer indefinidamente acompañando al grupo solo indica tres cosas: que el monitor tiene el ego muy alto, que tiene una gran dependencia del grupo (no el grupo de él, también ésto seria malo) o que el monitor no sabe hacer su trabajo.

4.EL ANIMADOR DESAPARECE, LA ACTIVIDAD NO. si desaparecer supone que desaparezca la actividad, no se desaparece y ya está. Però solo por un tiempo.

5.BUSCA IGUALES PARA CONVERSAR SOBRE EL TEMA. Pocos monitores consiguen dedicarse a lo que realmente deberian. Encuentralos y conversa sobre el tema periódicamente. La soledad és muy mala y compartir lo que haces y sabes puede ser útil a otra gente. Aún así, perder mucho tiempo hablando, da dolor de cabeza.

Víctor Escoín

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada