dimarts, 16 d’agost de 2011

la deriva

La deriva es un concepto francés, Palas dixit.
Es cuando caminas, siguiendo únicamente la llamada del momento.
Cuántos conceptos franceses perdidos!
Este es uno más.

Tienes una edad.
Empezaste desde abajo.
Ahora ya "diriges".
Antes veias con claridad que tienes que dejar paso a los nuevos, a lo nuevo. Nuevas ideas, nuevos pensamientos, nuevas corrientes. Porque tenias proyecto, a largo plazo.


Es una rueda. De como el bárbaro se convierte en burócrata.

Pero yo tengo la solución momentánea,
                                                 por si me encuentro.
Para no someterse a la deriva,
los animadores no inmutables, no permanentes.
No podemos animar eternamente a los mismos grupos.
Y es imposible que la persona no desee cambios, como el cambio por el que lucha.
Trabajar de 8 a 3.
No "pringar" un sábado. Tener família.

Lo que hace falta es no perder el norte.

Para evitar estar sometido a la deriva,
sabré cuando me he de retirar a otro espacio.
Cuando he de hacer que el equipo de animadores juveniles rote,
no sea siempre el mismo.
Cuando he de quedar en último plano, casi desaparecer,
y no ser el centro, el origen o el final de nada.
Cuando nadar contra corriente para que la deriva fatal
no me arrastre al fondo,
donde yaceré, plácidamente,
hasta la eternidad de los tiempos.