diumenge, 30 de gener de 2011

LA REVOLUCIÓ SENSE PASSAMUNTANYES, ARA A ISLANDIA


Els mitjans no ho conten. Què seria dels partits (des)governants que tenim, els responsables d'aquesta crisi (als qui Arcadi Oliveres posava fa poc nom i cognoms) i que han acceptat amb gust els diners de les nostres pensions per a cobrir els desperfectes del seu negoci, i de la nostra monarquia, entre d'altres.

La crisi s'ha afrontat de moltes maneres arreu del món. Tenim l'estat espanyol:

  • Salvament de les empreses automobilístiques amb diners públics.
  • Supersalvament de la banca privada també amb diners públics.
  • Reforma laboral, que beneficia als dos anteriors també.
  • Reforma de les pensions, amb la que pagaran els tres anteriors descontant-ho de les pensions dels jubilats a futur (els jubilats del futur no es queixen al present...)

I tenim el cas d'Islàndia, on com es narra a nosinmibici.com es va fer dimitir un govern complet, es nacionalitzaren els grans bancs, es decidí no pagar el deute que aquests han creat amb Gran Bretanya i Holanda per la seva ferotge política financera, i on s'acaba de crear UNA ASSEMBLEA POPULAR que reescriurà la seva CONSTITUCIÓ. I tot de forma pacífica, a colp de cassola, crits i bona punteria al llançament d'ous.

Analitzar aquest cas i imitar-lo en els aspectes claus, ajudaria al nostre país a enfortir la democràcia que el sustenta, aproximant-la a la gent d'a peu.

No ens indignem per que açò no estiga als mitjans de comunicació televisius i de premsa majoritària. És natural. Com va a deixar la banca i els potents empresaris que viuen de nosaltres a tot arreu d'Europa (Espanya també!) que els mitjans de la seva propietat conten exemples de com fer-los fora?!.

Espanya és encara covard i desorganitzada per eixir al carrer com ho han fet a El Cairo front a una dictadura. Però Islàndia és l'exemple de com la democràcia més antiga del món ja ha començat a dir prou a l'especulació, el neoliberalisme ferotge i la desvinculació de la ciutadania amb les decisions del govern durant anys.

Valencians, catalans, castellans, andalusos, vascos, gallecs, des d'Islàndia a Egipte, el setge s'estreny. Estem preparats? En breu haurem de dir la nostra, i no estem organitzant-nos!

Fotem-los fóra, ja! Fóra Fabres, Fóra Camps, i fóra als seus successors!

dijous, 27 de gener de 2011

NO QUIERO COBRAR MI PENSIÓN

Tengo casi 30 años. Llevo cotizados 3 y un mes. Pero no me considero ningún vago. Sin entrar en detalles he dedicado mi vida hasta los 26 a formarme. Durante mis estudios trabajé en la mierda de contratos basura que me ofrecia el supermercado SPAR de mi pueblo (cerrado ya), Tres ETT's que me contrataban como reponedor y cajero, telepizza, y mejorando la calidad de trato de monitor en escuelas de verano, en dos campamentos, y en algo más que se me olvida ahora. Y que nadie crea que ahora que trabajo he dejado de formarme. Hoy mismo he hecho un examen de un ciclo formativo que he empezado éste mismo año.

Hoy, al terminar mi examen y antes de subir al coche he mirado twitter. Sigo desde hace dias el desastre del caso Sinde, entre otras cosas. La información en twitter es en algunos momentos emocionante por veraz y directa. De repente he leido el twit del dia: 


 "Cualquier persona que consiga llegar a los 65 años con 38,5 cotizados, será un héroe"

Al encender la radio en el coche, he sintonizado rápidamente alguna tertulia progresista (la COPE y RADIO MARIA solo las oigo cuando me estoy durmiendo, para despejarme) y he dado con la SER, donde alguien explicaba críticamente como quedaba la cosa de las pensiones; lo primero que hago últimamente cuando oigo hablar del tema, es pensar en mi madre: Tiene 59 años, y se temia que con la ampliación a los 67 y los demás cambios, ya no le llegase para cobrar la pensión íntegra, tras toda una vida de aportar a la Seguridad Social. Y en su caso será bajita por si misma, pues siempre le han pagado otra mierda como la de la línea dos del primer párrafo. Trabaja desde los 13, aunque claro... eso no se cotiza por ilegal.

Sin embargo, he pensado en mi por primera vez. Lo prometo. Nunca antes habia echado cuentas. Pero ésta vez mientras conducia he llegado a la siguiente conclusión. Con lo que llevo trabajado, suponiendo que no dejo de trabajar nunca y que me jubilo a los 67 años, habré cotizado un total de 40 años. La radio explicaba que habrá posibilidad de jubilarse a los 65 y cobrar la pensión completa si has cotizado 38 años y medio. Oh sorpresa! Ya no llego ni trabajando sin parar... Los nubarrones han empujado mi ceño hasta fruncirlo. ¡Joder! La imagen de toda una vida de trabajo CONTINUADO, sin parar en 40 años, no me dejará dormir estos próximos dias.

Aprovecho un paréntesis para decir que me sorprende que los mismos economistas y políticos vendidos (que ya no representan a la gente como yo) que son capaces de saber como estará España dentro de 30 años (¡yo no sé donde estaré dentro de dos!), no hayan sido capaces de prevenir una crisis hasta dos años después de estar enmedio de ella.

Ahora, que ya estoy en casa tengo una solución al problema. No me van a chantajear con la pensión. Visto que quien decide sobre este sistema de solidaridad intergeneracional que crearon nuestros abuelos, ya no soy yo, y que los políticos que unos pocos votamos hace cuatro años ya solo deciden en beneficio del señor Botín (dueño del Banco Santander), de las hermanas Koplovitz (dueñas del BBVA), y de los socios de la CEOE (entre ellos los 40 empresarios más ricos del país), lo tengo claro:

No voy a matarme a trabajar. Cuando pueda descansaré, sin presionarme por la pensión. Cogeré años sabáticos, produciré menos. Echaré menos horas. Y si pierdo mi trabajo, no me preocuparé de encontrar uno rápidamente. Si me pagan poca pensión, ya lo solucionaré cuando venga el problema.

Sé que parece suicida. Pero no pienso caer en lo que ellos pretenden: que trabajemos como esclavos para llegar a esa cotización (¿quien nos dice que dentro de diez años no nos lo vuelven a cambiar sin consultarnos?), que nos dejemos explotar aunque vaya a costa de nuestra vida familiar y personal, que contratemos fondos de pensión privados al Botín o a las Koplovitz porque ya no nos fiamos del público. Yo no pienso hacerlo.

Reduciré mi consumo para vivir con lo que tenga. Trabajaré menos para tener más tiempo libre. Y lo usaré los próximos 20 años en asociarme en algun grupo de ciudadanos activos que se movilize contra esta farsa de democracia que nos han traspapelado mientras estabamos todos ocupados en mantener nuestras hipotecas sin números rojos.